Hijo de un batería de jazz y artesano de la palabra hecha música con dilatada trayectoria –debutó en 1981 con Cambrers–, Julio Bustamante ofrece la ración de sencillez para retratar lo importante. Canciones cálidas para tiempos que exigen abrigo. Un oasis lejos de la feria de las vanidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *